La Reparacion

A la hora de reparar nos podemos encontrar con numerosos tipos de reparaciones y metodos para realizarlas. Ademas de esto cada una necesita un tipo de reparador y medida especifica en funcion de la herida, tamaño y estado del neumatico a reparar. A su vez las reparaciones pueden ser quimicas o en frio y vulcanizadas o en caliente segun tipo de neumatico y caracteristicas del mismo.

En frio son reparaciones donde no interviene la temperatura la union del reparador y el neumatico se realiza mediante la composicion quimica del parche y la disolucion o  cemento que en realidad es el reactivo que diluye el mismo compuesto quimico que el utilizado en la fabricacion del reparador. Las reparaciones en frio actualmente son las mas utilizadas por la calidad actual de estos productos facilidad y poca agresion al caucho ya que no se aplica calor. Se utilizan indistintamente para camaras y cubiertas, para reparaciones pequeñas o mayores.

En caliente son las reparaciones que requieren temperatura y presion constante para unir las moleculas del reparador y el neumatico el reactivo es la disolucion negra y la goma de union que colocada en la zona de refuerzo o goma ya vulcanizada lo integra como si se tratara del mismo fabricado. Son necesarias vulcanizadoras para efectuar este tipo de reparacion y varian su tamaño en funcion del tipo de neumatico que se quiere reparar. Este tipo de reparacion se suele utilizar para reparaciones mayores y para los laterales de los neumaticos son menos utilizadas que las de frio por su preparacion y complejidad ademas de conocimientos en su acabado. En este grupo tambien podemos incluir las realizadas en autoclave utilizadas en el recauchutado ya que podemos vulcanizar a temperatura y presion constante numerosos neumaticos en un solo proceso.

Las reparaciones pueden efectuarse desde el interior o el exterior del neumatico esta ultima la menos recomendada ya que desconocemos el estado del neumatico si se ha rodado durante algun tiempo sin aire o con muy poca presion deberiamos inspeccionar el neumatico antes de reparar, no obstante si conocemos estos datos porque hemos controlado la perdida de presion este puede ser un metodo tan eficaz y fiable como una reparacion desde el interior incluso mas efectiva ya que rellenamos en interior de la herida evitando que pueda entrar agua por esta y despegar un parche interior ya que este no dispone de relleno.

Nuestra empresa nació hace 20 años con este único producto y nos encontramos con todo tipo de controversias sobre este tipo de reparación. Las mismas empresas que estaban en contra hoy después de 25 años todas adsolutamente todas lo tienen en su catálogo y lo venden en la mayoría de los casos sin conocer profundamente este tipo de reparación y solamente por la presión del mercado que les obliga a tenerlo. Este tipo de empresas son las que por desconocimiento plantean la reparación provisional para este producto que en algunos casos es asi pero prácticamente es un metodo definitivo si se realiza conociendo sus limitaciones, si el método no fuera fiable después de 20 años no se vendería ni un solo cordon ya que lo utilizan la mayoría de los profesionales del sector que son los que lo han hecho tan popular.